La Torre del Clavero

Torre del Clavero

Salamanca es una ciudad repleta de atractivos culturales, y entre sus variados monumentos, está la Torre del Clavero, construída en el siglo XV como parte de la mansión y palacio de don Francisco de Sotomayor, el Clavero Mayor de la Orden de Calatrava.

El Clavero era el personaje distinguido de la orden que tenía como misión, llevar los clavos de la cruz de Jesucristo en las procesiones. Por eso la torre lleva ese nombre. La construcción tiene estilo gótico y consta de una base con planta cuadrada y una zona superior de estilo octogonal. En cada uno de sus lados hay una pequeña torrecilla y en tiempos de mayores peligros, se utilizaba como torre defensiva.

Hoy este hermoso monumentos sigue siendo uno de los referentes de la arquitectura salmantina, y son cientos los viajeros que se detienen a fotografiar el palacio en su totalidad, y aprovechan para recorrer los terrenos del palacio de Francisco de Sotomayor.

En una ciudad tan importante para el turismo y la historia religiosa como es Salamanca, este tipo de construcciones se conservan con un gran amor y cuidado por parte de los ciudadanos. Son una forma de honrar el paso del tiempo y las antiguas construcciones de la ciudad.

La Alberca

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Justo en el límite de la provincia de Salamanca y cerca del límite con Cáceres se encuentra La Alberca, uno de los pueblos más pintorescos y encantadores de España. Fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1940 y hoy en día es uno de los puntos de turismo cultural más recomendados en Salamanca.

La Alberca fue el primer conjunto rural de España, es un pueblo turístico cuyas calles estrechas y empedradas invitan a pasear y recorrer con paciencia y mirando cada detalle con detenimiento. Las flores en las casas forman hermosos conjuntos de macetas coloridas que le dan un toque único y personal a cada calle.

Las casas de La Alberca están construidas sobre pilares y soporte, muchas cuentan con la fecha de construcción tallada en la puerta o los escudos familiares. En la Plaza Mayor aún hoy se celebran los eventos más importantes y es una zona neurálgica para la vida en la comuidad.

La construcción más importante del pueblo es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, fue construida en el siglo XVIII y allí se aloja la imagen del Cristo del Sudor que, según las historias, sudaba sangre y por eso su nombre.

Hoy en día La Alberca ofrece un recorrido increíble por las más hermosas tradicionales de los pueblos del interior de Salamanca.

Vía: Laalberca

El convento de San Esteban en Salamanca

El Convento de San Esteban en Salamanca es una joya arquitectónica e histórica que no debemos perder de vista si estamos de pasada por unos pocos días en la ciudad.

Fue construido entre los siglos XVI y XVII y el paso del tiempo fue modificando diferentes aspectos de la construcción, al punto que se perciben detalles de estilos que van del gótico al barroco, siempre dependiendo de que orientación estaba de moda y que arquitecto trabajaba en el proyecto.

El convento está ubicado en la Plaza del Concilio de Trento y es uno de los edificios platerescos más hermosos de España. Está listada entre las joyas más importantes del arte salmantino y por eso miles de turistas la visitan cada año.

La fachada principal forma una especie de arco del triunfo y en el centro se representa el martirio de San Esteban como si se tratará de un gigantesco retablo a la vista de todos. Por sobre el martirio, un calvario y en la zona baja el pórtico que fue realizado en los últimos años del siglo XVI.

En el interior del convento hay que visitar el Claustro de los Reyes, con mezclas del estilo gótico y el renacentista; la iglesia de nave única con forma de cruz latina; y el Panteón de los Teólogos donde descansan los restos de diferentes dominicos de gran prestigio.

Vía: SalamancaTuristica

Lugares emblemáticos de la bella Salamanca


La entrada principal de Salamanca durante siglos fue el Puente Romano. Este forma de una de las construcciones más importantes de la ciudad. Son 15 los arcos más cercanos a Salamanca totalmente romanos, y datan del año 89, los otros arcos son posteriores del siglo XVI.

Otro sitio a visitar es famoso Huerto de Calixto y Melibea. Este es un precioso parque que se encuentra justo atrás de la Catedral salamantina, centro importante de reunión y esparcimiento. Podría ser tranquilamente uno de los escenarios protagónicos de la obra literaria de valor universal dentro de la literatura hispánica. Por supuesto hablamos de “La Celestina”, que fue escrita en la ciudad de Salamanca por el bachiller Fernando de Rojas, a finales del siglo XV. El diseño de este jardín es de clara inspiración árabe y ofrece una interesante vista de la Catedral. Es uno de los atractivos importantes para los turistas que llegan a Salamanca buscando los encantos, que un parque así ofrece, y con esto no sólo hablamos de la belleza botánica del huerto, o del diseño morisco. Sino que también hablamos de la historia del espacio y de la historia que se nos narra de los protagonistas, los eternos enamorados Calixto y Melibea.

Vía: Portal de Turismo de Salamanca

La belleza de la arquitectura salamantina


Tal vez siempre que se habla de los edificios históricos y monumentos importantes de la ciudad de Salamanca, se menciona la Clerecía. En la Clerecía de San Marcos podemos llegar y hacer un recorrido que nos mostrará con tiempo hasta llegar a lo alto de las Torres. Mucha historia está contenida en este edificio, que al entrar en él, estaremos transportados lejos de la vida agitada de la ciudad. Y el viaje se puede convertir en un breve espacio en el tiempo.

Ya que el recorrido que se hace, a la vez que se explica y se conoce los datos arquitectónicos, como que es uno de los edificios de la época barroca más significativos de la región. Que fue construida a partir desde 1617 cuando se puso la primera piedra fundacional, de lo que sería el colegio de Jesuitas. Realizado a petición de la esposa del rey Felipe III, Margarita de Austria. Y es así como las hermosas Torres de la Clerecía junto con las Catedrales, la Vieja y la Nueva, hacen un conjunto majestuoso de monumentos religiosos. Y es desde la cima de estar torres que podemos disfrutar de las mejores vistas de la hermosa ciudad y los cielos Salamantinos.

Vía: Portal de turismo de Salamanca

Distintas visitas obligatorias


Comienza la temporada de calor y Salamanca se viste de sol. El clima es ideal para recorrer las calles de la ciudad. Un buen recorrido conociendo las torres medievales que están en la ciudad, y si subimos a ellas, podemos aprovechar para tener una vista panorámica de la legendaria Salamanca. La Torre de Abrantes es una de las recomendadas, ubicada en la calle de Jesús. Después se puede ir a la Torre de Clavero, que es del s. XV, era una torre de defensa de la ciudad, y se llama del Clavero, porque en algún momento, ahí viva el encargado de llevar los clavos de la Cruz para las procesiones de Semana Santa. La Torre del Aire, Un dato curioso es que en s. XVIII se convirtió en una fábrica para hacer trabajar a los “ociosos”.

Después están los Palacios, uno de los imperdibles, casi obligatorio a visitar es el Palacio del s. XV de Arias Corvelle, este se divide en un segundo Palacio desde 1470 que es el San Boal, los esplendidos balcones son del s. XVII. El Palacio de Orellana, es totalmente distinto en su arquitectura, ya que la mayoría de este tipo de palacios de la ciudad, son más bien medievales.

Vía: Portal Turístico de Salamanca

Rutas para caminar Salamanca

Salamanca es una ciudad altamente turística, de hecho es la ciudad más visitada de la zona. En ella se pueden encontrar numerosas ofertas hoteleras para todos los bolsillos, su turismo para aprender el castellano es famoso. También es un lugar lleno de restaurantes, cafés y bares donde degustar de su gastronomía, mientras se disfruta de sus terrazas, calles y plazas.

Después uno se puede perder paseando. Un buen recorrido en bicicleta al lado del Parque Fluvial. También se puede tomar el sol o resguardarse de él bajo los árboles de cualquiera de plazas y parques de la ciudad; el Bosque de Olmos Secos o el Huerto de Calixto y Melibea. Los Jesuitas o la Alamedilla en donde se pueden ver los patos.

La Casa de las Conchas es una visita obligada, este edificio gótico de 1493, con su patio de arcos mixtilíneos. Ofrece exposiciones temporales en el sótano del edificio, y la entrada es gratuita. También es indispensable pasear por la plaza barroca que es La Plaza Mayor, ésta se encuentra enfrente del ayuntamiento. Después habrá que hacer la visita a La Catedral Vieja, la Nueva.

La iglesia Clerecía. Y tal vez terminar en esta ocasión visitando la Casa Lis. Art Noveau y Art Decó, que los jueves tiene entrada gratuita.

Vía: Salamancaturística

Salamanca, la estrella de Castilla y León

Ubicada en la comunidad Castilla y León es una provincia española, cuya capital es la ciudad del mismo nombre. Esta ciudad es la segunda más poblada de la región, antes está Valladolid, se ubica en la comarca del Campo de Salamanca junto al río Tormes.

En esta ciudad está la famosa Universidad de Salamanca. La primera universidad de España y Europa, este título fue dado en 1253 por mandato de Alfonso el Sabio. Es tan famosa que en todo el mundo se recita el conocido dicho: “Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta”.

A esta ciudad y más puntualmente a su universidad, están asociados personajes ilustres como el mismísimo Antonio de Nebrija quien fue docente de gramática y retórica, en esta universidad; autor del primer estudio de gramática castellana en 1942. También encontramos otros personajes como Fernando de Rojas autor de la Celestina, quien estudió leyes en la Universidad de Salamanca.

Y qué decir del escritor acético Fray Luis de León quien vivió y estudio en esta ciudad desde los 14 años y fue profesor en la universidad salamantina. No podemos dejar de nombrar a Miguel de Unamuno quien llegó a Salamanca como profesor de griego y llegó a ser rector de la universidad en tres ciclos repetidos.

Vía: USAL

El acueducto de Salamanca

En la hermosa ciudad de Segovia, perteneciente a la provincia de Salamanca, fue construido hace ya muchos siglos, una obra monumental de dimensiones superlativas, tanto en belleza arquitectónica y artística, como en funcionalidad. Estamos hablando del acueducto romano que ahí se encuentra ubicado, y que aún está en excelentes condiciones.

Este acueducto trae el agua desde la Sierra de Guadarrama que se encuentra a 17 kilómetros de Segovia; comienza el recorrido en el puerto de Fuenfría, llevando el agua del arroyo Acebeda a lo largo de 15 kilómetros hasta llegar a la ciudad y finalizar el recorrido y el proceso en la plaza Azoguejo. En donde el Acueducto alcanza su mayor altura. Es un espectáculo arquitectónico digno de ver, por la belleza de su construcción, y la fortaleza que lo ha mantenido en increíbles condiciones. A penas hace algunos años aún funcionaba como el proveedor de agua de la ciudad.

El acueducto ha sido restaurado en distintas ocasiones. Con los reyes católicos se le reconstruyeron 36 arcos. En el siglo XX durante la década del 80 e inicios de la siguiente década se volvió a realizar una restauración bajo el mando del arquitecto Francisco Jurado y desde 1992 la Plaza Azoguejo se convirtió en zona peatonal.

Vía: Viajeros

Paseo por la Universidad de Salamanca

Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta” reza el viejo refrán y hace referencia a la famosísima Universidad de Salamanca. Esta universidad fue fundada por Alfonso X, llamado El Sabio, en el siglo XIII y es una de las universidades activas más viejas del continente europeo.

En el año 2018, dentro de 6 años, la universidad cumplirá 800 años y se están preparando los festejos correspondientes a tamaño cunmpleaños. A lo largo de sus 8 siglos por la Universidad pasaron figuras relevantes de la cultura española y mundial como Fray Luis de León, Fernando de Rojas, Antonio de Nebrija (autor de la primera gramática castellana), Hernán Cortés, Luis de Góngora, Calderón de la Barca, Manuel Belgrano (prócer de la República Argentina) y Miguel de Unamuno, el famoso escritor español del siglo XX.

Los edificios que componen la universidad son estructuras arquitectónicas dignas de admirarse y que datan del Renacimiento y del Barroco, destacándose sus patios interiores y sus bibliotecas. Un atractivo son también sus comedores universitarios, donde los estudiantes, en un clima intelectual, almuerzan hoy en día, prácticamente de la misma forma que lo hacían los estudiantes de la Edad Media.

En las habitaciones de la Universidad no sólo pueden pernoctar los estudiantes, sino que sus servicios están abiertos a todos los que quieran visitarla.

Vía: USAL