Alba de Tormés


A muy pocos kilómetros de Salamanca se encuentra la ciudad de Alba de Tormés, un municipio a orillas del río homónimo con muchos lugares y atractivos para visitar; ideal para los turistas que se acerquen hasta Salamanca y quieran conocer en profundidad a la comunidad de Castilla y León. Como muchos pueblos de España, el poblamiento de los mismos se remonta a la prehistoria; se encuentran siempre restos arqueológicos que superan los diez mil años de antigüedad.

En Alba de Tormés podemos rastrear sus orígenes hasta aquellos remotos tiempos, aunque como poblado, puede remontarse el comienzo hasta la época prerromana. Otro de los atractivos de la ciudad son, sin lugar a dudas, sus fiestas y ferias, como las de Santa Agueda, durante el mes de febrero, en donde las mujeres casadas salen a festejar su rebeldía contra la opresión machista. O el Domingo de las Tortillas, que se celebra justo antes del Domingo de Ramos, donde el pueblo se acerca a la orilla del río a comer tortillas de patatas, hechas en los hogares y compartidas entre todos. También está la curiosa fiesta del Lunes de Aguas, que se remonta a una costumbre del siglo XVI, cuando, durante la cuaresma, las prostitutas del pueblo eran conducidas a la otra orilla del río y el lunes siguiente a Pascua, los estudiantes iban a buscarlas y terminaban celebrando entre vinos y placeres carnales; hoy en día la fiesta es una excusa para pasar un día en el campo en familia y entre amigos.

Vía: Portal turístico de Alba de Tormés

Tras las huellas de Santa Teresa


Una de las escritoras más importantes de la lengua española es, sin lugar a dudas, Santa Teresa de Jesús. Su vida está plagada de eventos claramente religiosos, con una fe desbordante, así como de sucesos literarios que quedaron plasmados en varios volúmenes. Fundadora de la famosísima Orden de las Carmelitas Descalzas, fue, además, una excelente escritora, de las mejores que conociera nuestra lengua, sobre todo en el estilo de la poesía religiosa.

En la región de Salamnca desarrolló casi toda su obra y casi toda su vida. Hoy en día, para los turistas y visitantes interesados, hay recorridos que llevan por algunos de los lugares más imprtantes en la carrera de la Santa. El tour comienza en Avila, continúa en Alba de Tormés y finaliza en Salamanca, es decir que recorre dos ciudades, Avila y Salamanca que son Patrimonio de la Humanidad y pasa por Alba de Tormés, que ya tiene iniciado los trámites para que la reconozcan como conjunto histórico. Al conocer los lugares que la Santa frecuentaba es posible comprender mejor su obra, tanto la vinculada con la religión, como la relacionada con la literatura. A su muerte, la iglesia católico tomó nota del perfecto estado de conservación de su cuerpo y entonces algunas partes fueron mutiladas y utilziadas como reliquias, la mayor parte se encuentra enterrada en Alba de Tormés.

Vía: Portal de turismo de Salamanca

Las cualidades de Salamanca


Salamanca es una ciudad muy especial, que ofrece a quien la visita, por turismo o por trabajo, múltiples lugares para visitar y recorrer, así como una enorme cantidad de actividades, todas atractivas y únicas en el mundo. A su famosa universidad, una de las más viejas de Europa, se suman sus edficios históricos, así como también sus festividades, en donde la identidad de su pueblo se manifiesta con toda su belleza y potencia. A todos estos atractivos hay que agregar los aspectos gastronómicos de la ciudad y de la región, famosos en todo el mundo, en donde los aromas, las texturas y los sabores ocupan el lugar protagónico.

En este aspecto las Denominaciones de Origen son todo un orgullo para Salamanca y abarcan varios tipos de comidas, todas deliciosas y que ameritan se saboreadas por quienes se acercan hasta aquí. Las Denominaciones de Origen más famosas son el Jamón de Guijuelo, confeccionados con la raza ibérica y con un proceso de curado realizado al aire libre; el Queso Arribes de Salamanca, hecho con leche de vacas de la comarca; la Carne de Morucha de Salamanca, procedente de la raza de vacas españolas del mismo nombre; la Ternera Charra; la Lenteja de la Amuña; la Cereza de la Sierra de Francia o el famoso Garbanzo de Fuentesaúco.

Vía: Portal de turismo de Salamanca

Lugares emblemáticos de la bella Salamanca


La entrada principal de Salamanca durante siglos fue el Puente Romano. Este forma de una de las construcciones más importantes de la ciudad. Son 15 los arcos más cercanos a Salamanca totalmente romanos, y datan del año 89, los otros arcos son posteriores del siglo XVI.

Otro sitio a visitar es famoso Huerto de Calixto y Melibea. Este es un precioso parque que se encuentra justo atrás de la Catedral salamantina, centro importante de reunión y esparcimiento. Podría ser tranquilamente uno de los escenarios protagónicos de la obra literaria de valor universal dentro de la literatura hispánica. Por supuesto hablamos de “La Celestina”, que fue escrita en la ciudad de Salamanca por el bachiller Fernando de Rojas, a finales del siglo XV. El diseño de este jardín es de clara inspiración árabe y ofrece una interesante vista de la Catedral. Es uno de los atractivos importantes para los turistas que llegan a Salamanca buscando los encantos, que un parque así ofrece, y con esto no sólo hablamos de la belleza botánica del huerto, o del diseño morisco. Sino que también hablamos de la historia del espacio y de la historia que se nos narra de los protagonistas, los eternos enamorados Calixto y Melibea.

Vía: Portal de Turismo de Salamanca

Visita por los rincones de Salamanca


Gracias a la arquitectura de Salamanca es muy probable encontrar hoteles en edificios hermosos, que también han sido decorados con mucho gusto, en los que se respira calidez y buen servicio pero por no tener detalles lujosos los precios bajan considerablemente. Y esos son los lugares que debemos buscar para tener una estancia espectacular sin tener que pagar de más. De esta manera podemos aprovechar para destinar el dinero en otras actividades como ir al teatro a ver alguna obra hay una gran oferta de espectáculos ya que por ser una ciudad muy cultural, tiene una agenda muy nutrida.

Por supuesto que también hay que programar visitas a los múltiples museos, y monumentos históricos. Después hay que disfrutar de la deliciosa comida salamantina, y darse el lujo, ya que se está ahorrando en el hospedaje, de salir a comer por lo menos un día a un restaurante de lujo. Igual podemos tener la certeza de que en Salamanca se come bien en cualquier restaurante y por supuesto hay que tener presupuestado el costado festivo, ya que está ciudad de gran importancia siempre tiene festivales, fiestas populares o simplemente las tabernas donde disfrutar de la fiesta local. Un sitio para disfrutar a lo grande incluso a bajo costo.

Vía: Portal de turismo en Salamanca

Opciones para alojarse en Salamanca


Cuando decimos los mejores hoteles de Salamanca nos podemos referir a muchas cosas. Los hoteles más lujosos, los más populares, los mejor situados, los económicos pero con un gran tradición y servicio. Y así podemos seguir enlistando categorías de hoteles que según el punto de vista donde se miren, pueden ser los mejores.

Lo primero que se puede recomendar en cuestión de hoteles que estén situados en la legendaria Salamanca, es que se busquen en una zona céntrica y si bien no están en una ubicación del centro de la ciudad, se pueden buscar los que tienen una magnífico punto urbano o rural pero que estén muy bien comunicados con los servicios de transporte. Podemos encontrar un alojamiento cómodo y bien ubicado, por un precio accesible. Un buen precio que nos puede ayudar verdaderamente a economizar lo más posible en nuestra estancia vacacional o de la índole que sea esta visita a Salamanca. Tal vez uno pueda ahorrarse una buena cantidad de dinero quedándose en un hotel más sencillo que sea de bajo costo, pero que no sacrifique nada en limpieza y comodidad, es muy probable incluso que sean hoteles hermosos. Y el resto del dinero mejor invertirlo en salidas a comer y bebidas deliciosas salamantinas.

Vía: Portal de turismo de Salamanca

Salamanca y sus sabores


Hay una serie de restaurantes clásicos y tradicionales en el centro de Salamanca. En un pequeño espacio que se recorre en el cuadro principal del casco histórico, andando a pie podemos encontrar sólo a unas cuadras de la Plaza Mayor, los lugares típicos de esta maravillosa ciudad, que por su ubicación y su tradición gastronómica, nos darán grandes momentos de placer al paladar y a todos los sentidos ya que son verdaderamente acogedores.

Podemos recomendar la degustación de los productos de la zona, como el jamón de Guijuelo que es exquisito. El delicioso asado de tostón, cordero y cabrito. Hay una amplia variedad de platillos, que pueden saciar cualquier gusto. Cómo los cogollos con anchoas y espárragos o una crema de mariscos. Puede ser que se prefieran unas deliciosas setas con jamón, un imperdible bacalao, unas cigalas a la plancha o un solomillo al roquefort o a la parrilla, si no se desea nada que provenga del mar. Y una buena copa de vino de la región. Después una buena taza de café y para esto nada mejor que acompañarlo con un exquisito postre también elaborados con productos salamantinos, o mejor aún un delicioso flan con helado. O una incomparable cuajada con miel.

Vía: Portal Gastronómico de Salamanca

Gastronomía para disfrutar


Claro que si uno camina por las calles de Salamanca puede sentir claramente por qué se encontraban cómodos en esa ciudad hermosa personajes como Unamuno, o Fray Luis de León, o hasta el mismo Cervantes. Y por qué le dedicaron aunque sea un verso en sus célebres escritos. Y es que sus calles, hermosas, y su gente tan amable y hospitalaria, con esa calidez tan salamantina. Y sus edificios, claro la Universidad y sus Catedrales emblemáticas. Y es ahí donde a uno le apetece quedarse más tiempo y disfrutar.

Y no hay disfrute más gustoso que el de la comida. Así que vayamos a comer, ahora le corresponde a este restaurante ubicado en la calle Alfonso IX al 55. Se trata del restaurante Gilton, este restaurante está especializado en tapas y comida que se sirve en pequeñas raciones. Una buena copa de vino y la cocina muy recomendable de este restaurante hara de nuestra tarde después del recorrido cultural o después de las compras (incluso en el Corte Inglés, que se encuentra a muy pocos pasos del Gilton) cierre perfecto. Con una buena tabla de panceta, cruceta, gambas, chipirones o de calamar, gambón, patatas y pimientos ¿Mejor un coctel de gambas? Los precios no son muy altos.

Vía: Web de turismo de Salamanca

La oferta artística de Salamanca


La ciudad tan llena de historia y encanto. Y con una cartelera que no deja tiempo para no saber qué hacer. Todos los días pueden tener una actividad que contemplen visitas a museos, a los edificios históricos a los monumentos. Y si todavía nos quedan ganas de hacer más. Entonces qué mejor que las propuestas culturales que nos ofrece está ciudad que está llena de arte.

El Teatro Liceo tiene es uno de los recintos que presenta espectáculos de artes escénicas como teatro, música y danza también tiene presentaciones de libros. Algunas de las actividades para esta temporada son: El Médico de su honra de la compañía especializada en calderón de la Barca Teatro Coliseo el 12 de mayo a las 21 h. Otra obra es El Juicio de Dayton, de la compañía Teatro el Azar, el 19 de mayo a las 21 h; La presentación de libro, Yo conocí a Bach, el músico de Dios, de Francisco Delgado Montero, el 23 de mayo en la sala de la Palabra del mismo Teatro Liceo. La cartelera de este importante teatro siempre está cambiando sólo hay que consultarla en la web y en ese momento tendremos una pequeña probada de la vida artística de la ciudad.

Vía: Página de turismo de Salamanca

Las fiestas en Salamanca


Algunas de las festividades populares que le dan esencia a las tradiciones de la ciudad, son celebradas en distintas épocas del año. Podemos ir planeando con tiempo el viaje para el próximo año, donde podamos asistir a la celebración de la Semana Santa con sus múltiples procesiones impresionantes, llenas de misticismo y tradición salamantina. Después de Semana Santa se celebra el lunes siguiente el Lunes de Aguas una fiesta en donde todos se reúnen en el campo a comer una gran empanada de embutidos y huevo duro, una tradición deliciosa que viene desde el s. XVI. La historia es muy particular y tiene que ver con el rey Felipe II que mandaba a las prostitutas fuera de Salamanca por toda la pascua, y después iban por ellas el primer lunes después de Pascuas. Una historia para ser escuchada en el campo mientras se come en buena compañía.

Otras celebraciones que apenas están por venir en el año son la Mariseca que anuncia la temporada taurina que viene junto con la Feria que es del 8 al 15 de septiembre. Luego está el Mariquelo que es una fiesta que proviene de Lisboa desde 1755, y se celebra en la Catedral Nueva, esto sucede el 31 de octubre. Muchas fiestas que pueden impactar al visitante.

Vía: Web de las Festividades Salamantinas