El convento de San Esteban en Salamanca


El Convento de San Esteban en Salamanca es una joya arquitectónica e histórica que no debemos perder de vista si estamos de pasada por unos pocos días en la ciudad.

Fue construido entre los siglos XVI y XVII y el paso del tiempo fue modificando diferentes aspectos de la construcción, al punto que se perciben detalles de estilos que van del gótico al barroco, siempre dependiendo de que orientación estaba de moda y que arquitecto trabajaba en el proyecto.

El convento está ubicado en la Plaza del Concilio de Trento y es uno de los edificios platerescos más hermosos de España. Está listada entre las joyas más importantes del arte salmantino y por eso miles de turistas la visitan cada año.

La fachada principal forma una especie de arco del triunfo y en el centro se representa el martirio de San Esteban como si se tratará de un gigantesco retablo a la vista de todos. Por sobre el martirio, un calvario y en la zona baja el pórtico que fue realizado en los últimos años del siglo XVI.

En el interior del convento hay que visitar el Claustro de los Reyes, con mezclas del estilo gótico y el renacentista; la iglesia de nave única con forma de cruz latina; y el Panteón de los Teólogos donde descansan los restos de diferentes dominicos de gran prestigio.

Vía: SalamancaTuristica


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado