El convento de San Esteban


El Convento de San Esteban, en Salamanca, es uno de los puntos de interés que han convertido a la ciudad en referente del turismo interior de España.

Se encuentra en la zona del centro histórico, emplazada en medio de la Plaza del Concilio de Trento. El edificio original, un convento de diseño primitivo, fue erigido poco después de la llegada de los monjes dominicos a Salamanca entre 1255 y 1256.

Posteriormente, el paso del tiempo derruiría el edificios y se llevaría a cabo la construcción del imponente complejo actual en 1524 y por iniciativa de Fray Juan Álvarez de Toledo.

El diseño pertenece a Juan de Álava y posteriormente se haría cargo del cimborrio y el crucero Rodrigo Gil de Hontañon.

Si bien el estilo arquitectónico reconocido es el plateresco, lo cierto es que los largos tiempos de construcción se ven reflejados en diferentes porciones que van desde el gótico hasta el barroco, creando así una de las demostraciones de arquitectura religiosa más importantes de Salamanca.

Anualmente pasan cierto de personas por el interior del convento, y también se detienen a admirar su exterior, un edificio imponente de rigurosa importancia histórica y religiosa que se ha convertido sin dudas en punto de interés en una ciudad tan querida y visitada como lo es Salamanca.

Vía: salamancapatrimonio


Un pensamiento en “El convento de San Esteban

  1. Pingback: La catedral vieja de Salamanca | Siente Salamanca

Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado