El Convento de Santa Clara

El Convento de Santa Clara en Salamanca es uno de los edificios que forma parte de los complejos arquitectónicos más antiguos y prestigiosos de la ciudad. Fue construido en el siglo XIII y restaurado recién en 1988 por orden de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

Al ser un convento de clausura, solamente algunas de sus partes están abiertas a las visitas del público. La zonas que pueden visitarse incluyen: el coro bajo, coro alto, claustro e iglesia.

La zona del coro bajo mide casi 28,4 metros de largo y 9,60 de largo. El diseño elegido fue de corte renacentista y se destaca por las hermosas pinturas cubiertas de cal que fueron parte de los trabajos de restauración.

En el coro alto, de similares dimensiones, encontramos rastros de una reforma previa realizada en el siglo XVIII. Una ventana enrejada permite vislumbrar parte del interior de la iglesia, pero al ser un convento de clausura el ingreso está restringido.

La última parte que se puede visitar en algunas ocasiones es la iglesia en sí, con una combinación de estilo barroco y decoraciones churriguerescas. La obra del retablo mayor fue hecha por el propio Churriguera y el señor Pedro de Gamboa.

El Convento de Santa Clara puede visitarse del 1 de julio al 31 de agosto de lunes a viernes de 9:35 a 13:35 y 16:20 a 19:00. Los sábados y domingos de 9:05 a 15:00.

El resto del año, del 1 de septiembre al 30 de junio, los horarios son similares los días de semana, pero los fines de semana abre a las 9:35 y hasta las 15.

Vía: Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *