Historia de la Plaza Mayor (2)

Seguimos conociendo la historia de la famosa Plaza Mayor en Salamanca. Después de la colocación de una pequeña fuente con forma octogonal en el centro de la plaza, la zona se convirtió en un inmenso jardín que perduró hasta mediados del siglo XX cuando se decidió remodelarla y otorgarle el estilo actual.

La uniformidad de la plaza permite que destaquen edificio como el del Ayuntamiento, el de mayor tamaño del complejo, y responsable de la ruptura homogénea. Su cuerpo inferior tiene cinco arcos y se levanta en dos pisos con balcones. La decoración en general está influenciada por el barroco francés que se percibe en las fachadas sobrecargadas.

El lado oeste presenta el Pabellón Real, donde hay representaciones de los distintos monarcas desde Alfonso XI hasta Fernando VI. Frente al Ayuntamiento tenemos el Pabellón de San Martín donde hay figuras de los conquistadores y descubridores españoles.

La idea era que en el pabellón del Ayuntamiento se recogieran las imágenes de los santos españoles y en el oeste los sabios destacados de la cultura.

Antiguamente, el terreno de la Plaza Mayor era utilizado para las actividades religiosas y sociales de mayor envergadura. Hoy es una de las atracciones que no podemos dejar de visitar para conocer a fondo las maravillas de la arquitectura tradicional en Salamanca.

Vía: rutasporsalamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *