La Casa de las Muertes

Paseando por Salamanca nos podemos acercar al peculiar estilo artístico plateresco reflejado en varias construcciones antiguas, una de las más representativas es la Casa de las Muertes construida a principios del siglo XVI por Alfonso de Fonseca.

Aún hoy pueden apreciarse los escudos nobiliarios de su familia y el cartel que reza ‘el serenísimo Fonseca patriarca Alejandrino’. Su nombre, que evoca la muerte y el terror, es más bien causa de fantasías que de verdaderos eventos tenebrosos.

Lo cierto es que en 1753 la calle donde se erige el edificio era ‘de las Muertes‘ y seguramente eso motivó el bautismo popular de la construcción. Las leyendas incluyeron una versión publicada por Bolanegra en 1898 que hablaba sobre una relación amorosa entre un Monroy y una Manzano, familias rivales que terminaron llevando a la muerte a dos individuos.

Dice la leyenda que dos años después, cuando se construyó la casa, se encontraron dos cuerpos sin cabeza, los hermanos Manzano que fueran asesinados por María la Brava.

Leyendas al margen, se trata de uno de los edificios más lindos de Salamanca, con sus detalles en los marcos y ventanas dando cuenta del exquisito trabajo de los arquitectos y artistas platerescos que deseaban funcionalidad y ostentación.

Vía: salmantinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *