La hermosa Catedral Nueva de Salamanca



Uno de los edificios emblemáticos de Salamanca es la Catedral Nueva, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, y vecina a la Catedral Vieja son las dos catedrales de la ciudad por la que se gana uno de sus apodos, “la ciudad de las catedrales”. La Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen fue construida entre los siglos XVI y XVII en dos estilos que quedaron muy bien definidos, barroco y gótico tardío. El edificio que se terminó de construir en el siglo XIII.

El famoso Patio Chico que está en la parte trasera de la Catedral Nueva es un rincón con mucho encanto. Sin duda alguno es una de las bellezas de la ciudad. Donde podemos deleitarnos los viajeros y los salamantinos, un sitio reposado donde admirar la belleza de la Catedral Nueva al frente y la grandeza y reposo que manifiesta el edificio de la Catedral Vieja.

La vista nocturna de la Catedral, y en general de los edificios del casco histórico de Salamanca, es algo imperdible. Subir a la torre y admirar las vistas de toda la ciudad, es algo que no podemos perdernos. Después todo es contemplación de una ciudad que exhala historia y belleza.

Vía: Web de la Catedral Nueva de Salamanca


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado