Las bellezas de Salamanca


Todas las ciudades de España (o en general de Europa) comparten algunas características, como la belleza, la antigüedad de su arquitectura por lo tanto de sus monumentos. Una historia larga que se puede apreciar en cada rincón. Una gastronomía variada, sofisticada y deliciosa. Pero son las particularidades de cada región las que vuelven única a una ciudad.

Salamanca tiene una clara personalidad que la hace totalmente notable. Una ciudad que no tiene par. Una de las notas que le dan esta originalidad es la universidad, que ha dado a la población salamantina una diversidad y juventud constante. Todo el entorno universitario está concentrado en una zona que es fácil recorrer, los históricos edificios de las distintas facultades, los jardines, sobre todo el de Calixto y Melibea; el Patio de las Escuelas y los museos comprendidos dentro de este universo, entre ellos el Museo de Unamuno.

En la famosa Plaza Mayor, que ya es una parada obligada para el visitante, está el legendario café Novelty, en dónde podemos encontrar una escultura en conmemoración del famoso escritor Gonzalo Torrente Ballester y por supuesto no podemos olvidar a Unamuno quien también era un cliente frecuente café. Una antigua ciudad con un claro ambiente cosmopolita y una alta cultura y belleza.

Vía: Casa Museo Unamuno, Universidad de Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *