Salamanca y sus sabores


Hay una serie de restaurantes clásicos y tradicionales en el centro de Salamanca. En un pequeño espacio que se recorre en el cuadro principal del casco histórico, andando a pie podemos encontrar sólo a unas cuadras de la Plaza Mayor, los lugares típicos de esta maravillosa ciudad, que por su ubicación y su tradición gastronómica, nos darán grandes momentos de placer al paladar y a todos los sentidos ya que son verdaderamente acogedores.

Podemos recomendar la degustación de los productos de la zona, como el jamón de Guijuelo que es exquisito. El delicioso asado de tostón, cordero y cabrito. Hay una amplia variedad de platillos, que pueden saciar cualquier gusto. Cómo los cogollos con anchoas y espárragos o una crema de mariscos. Puede ser que se prefieran unas deliciosas setas con jamón, un imperdible bacalao, unas cigalas a la plancha o un solomillo al roquefort o a la parrilla, si no se desea nada que provenga del mar. Y una buena copa de vino de la región. Después una buena taza de café y para esto nada mejor que acompañarlo con un exquisito postre también elaborados con productos salamantinos, o mejor aún un delicioso flan con helado. O una incomparable cuajada con miel.

Vía: Portal Gastronómico de Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *