Capilla de la Veracruz


Esta pequeña capilla fue construida en el emplazamiento de un antiguo hospital, y se convirtió en una capilla en el siglo XVI. Del estilo renacentista solo perdura la fachada y el nicho en donde está colocada la imagen de la Inmaculada, obra de Sebastián de Ávila. El edificio fue reformado por Joaquín de Churriguera en un estilo barroco, en 1714. El altar mayor, las bóvedas, las pilastras y las hornacinas que están insertas en los muros tienen un trabajo de yesería decorando con una pródigo estilo barroco.

La pintura de Gregorio Fernández de la Inmaculada Concepción en el altar mayor es hermosa. También se destaca el Lignum Crucis s.XVI (madera de la santa cruz) reliquia que se conserva en la Capilla. La estatua de Nuestra Señora de los Dolores, de Felipe del Corral que se utiliza en la procesión de Semana Santa. Y la talla del Cristo Resucitado del s.XVIII de Alejandro Carnicero. Lo ideal es hacer la visita al mediodía, así se puede disfrutar del canto del Ángelus.

Este sitio es un lugar que sin duda alguna vale la pena visitar. Lleno de tesoros culturales, y rincones plenos de historia que llenan de gozo al ojo del visitante.

Vía: Capilla de la Veracruz

La histórica universidad de Salamanca

La universidad de Salamanca es uno de sus edificios más importantes, quizás el referente cultural más conocido debido a su imponente arquitectura o a las múltiples carreras y personalidades del mundo intelectual que recorren y recorrieron sus pasillos.

Fue fundada por Alfonso IX a mediados del siglo XIII y se cuenta entre las más antiguas del país. El edificio principal fue construido en el siglo XV y su construcción fue ordenada por el papa Benedicto XIII. Su estilo recuerda al plateresco y es considerada una de las joyas de la arquitectura en Salamanca.

Para su construcción se utilizaron piedras de Villamayor, y la fachada decorada con filigrana en piedra permite distinguir las figuras y objetos tallados, como la rana que hoy es un símbolo de la universidad.

Una de las atracciones más importantes es su biblioteca antigua. Constituida por más de 150.000 volúmenes y casi 400 años de historia en lo que se relaciona con temáticas intelectuales, escritores, filosofía, religión y mucho más.

Las viejas aulas de lectura están elegantemente dispuestas alrededor del claustro y hoy se pueden visitar, además de recorridos que cuentan la historia de distintas personalidades españolas que estudiaron y trabajaron durante la llamada Edad de Oro española.

Algunas de las aulas aún se utilizan para celebrar congresos y charlas especiales, y es una visita cultural imperdible en Salamanca.

Vía: usal