Paseos y fiesta en La Tala (2)

Seguimos recorriendo el encantador paisaje de La Tala, en Salamanca, uno de los pueblos tradicionales que más ha sabido aprovechar el crecimiento del turismo rural en la región.

Las fiestas tradicionales y comidas de La Tala son un verdadero clásico para los que desean conocer y disfrutar de platos locales y fiestas, primero tenemos la comida en el día de San Isidro, donde los ciudadanos sacan la figura del santo y la pasean por el pueblo para bendecir las cosechas del año.

También está la paella del día anterior, donde se suele congregar a gran parte de los habitantes para celebrar con música y comida a una de las figuras religiosas más importantes de La Tala.

Durante el mes de agosto se celebran fiestas dedicadas a los turistas, allí trabajan mucho los emigrantes y sus hijos para ofrecer un vistazo a sus culturas y a la vida en La Tala con música y baile.

Pese a ser un pueblo pequeño, ideal para el turismo rural, para alquilar una casa pequeña y pasar unos buenos días relajado y descansando, el pueblo de La Tala cuenta con una población agradable que ayuda y comparte con los viajeros sus formas de vida y tradiciones para unas vacaciones inolvidables entre paisajes hermosos del interior español.

Vía: publispain

La Tala, senderismo e historia (1)

La Tala es uno de los tantos municipios que forman parte de la provincia de Salamanca. Se encuentra a poco más de 60 kilómetros de la capital provincial y es un destino excelente para los amantes del turismo rural, ya que se trata de una localidad alejada y pacífica.

Sus rutas son excelentes para recorrer en paseos a pie o en bicicleta, es una localidad pensada principalmente para los amantes del turismo al aire libre, y además los senderistas suelen recorrer diferentes zonas de La Tala en grupos reducidos.

También se encuentra cerca el llamado Pantano de Santa Teresa donde se practica la pesca a bordo de barcos ligeros, y alrededor hay también algunas plantas y animales propios de la región.

El ayuntamiento de La Tala ha conseguido dar un gran paso en la transformación de la ciudad, de aldea rural a pequeño centro urbano, a tal punto que las calles se encuentran todas asfaltadas y durante las fiestas de San Antonio en 2010 consiguieron que la Presidenta de la Diputación de Salamanca se comprometiera a seguir ayudando en la mejora del pueblo.

La Tala es un centro excelente para el turismo rural y una de sus rutas más famosas de senderismo es la que atraviesa la Sierra de Ventosa y la ruta de las grullas.

Vía: pueblosespana