La catedral de Zamora

En Castilla y León encontramos otra hermosa construcción religiosa llamada Catedral de Zamora. La localidad de Zamora es una de las más visitadas y al encontrarnos frente a su fachada se percibe casi instantáneamente el registro de arquitectura del siglo XII.

En el acceso del lado sur se encuentra una puerta de estilo románico conocida como Puerta del Obispo. La catedral tiene forma de cruz latina y se divide en tres naves. El cimborrio de Zamora fue el primero de una serie de construcciones conocidas como Cimborrios del Duero.

En la catedral de Salamanca, la Colegiata de Toro y la Catedral Vieja de Plasencia se encuentran los demás integrantes de este grupo.

En el claustro hay una escalera que lleva al Museo Catedralicio, así se conserva un antiguo Cristo de madera. Otra excelente obra para ver es el Retablo Principal de la Capilla Mayor. También está la escultura de la Virgen con frente ancha llamada Virgen Calva.

La Catedral de Zamora es una importante construcción religiosa que ha servido para atraer viajeros de todas partes del mundo hacia Salamanca y alrededores y ampliando las ofertas de turismo y templos religiosos de Castilla y León se convierte en un destino imperdible.

Vía: arteguias

Ávila, turismo por Salamanca y alrededores

Para seguir con nuestros paseos y recomendaciones por Salamanca y la comunidad de Castilla y León hoy nos vamos hasta la ciudad amurallada de Ávila.

Su momento de mayor esplendor fue en el siglo XVI gracias a un importante despliegue económico. En esa época se construyeron los monumentos y edificios más destacados, tanto civiles como religiosos, y aún hoy se conservan en casi perfecto estado.

Si uno piensa en Ávila lo primero que viene a la mente es su muralla, siendo que es una de las ciudades amuralladas mejor conservadas de todo el continente. La imponente fortaleza tiene más de 100 torres, 2500 almenas y 6 gigantescas puertas que servían para mantener resguardados a los habitantes en épocas de luchas constantes.

La Puerta de los Leales es una de las entradas más conocidas de la ciudad. Por ella accedemos a la zona de la Catedral de Ávila, construida entre los siglos XII y XIV. Su ábside adosado a la muralla le confiere un estilo fuerte de construcción, una suerte de anexo a la ciudad protegida y sus murallas.

La fachada de la catedral está decorada con distintos elementos del barroco y el gótico, y en el interior están los hermosos relieves y una estética medieval que atraerá a los amantes de la historia y la arquitectura.

Vía: avilaturismo