El Puente Romano y la Vía de Plata

Puente Mayor del Tormes (500x200)

También conocido como Puente Mayor del Tormes, el Puente Romano de Salamanca es uno de los puentes más emblemáticos de la ciudad. Cruza el río Tormes en la orilla de la ciudad y es uno de los símbolos de la región.

En 1931 el puente fue declarado Monumento Histórico Artístico, y recién con la construcción de un tercer puente para cruzar el Tormes, se deja de utilizar para el tráfico pesado, pasando a ser exclusivo para peatones. Durante muchos años fue el único paso de acceso a la ciudad, y pese a las diferentes remodelaciones y mejoras, nunca estuvo en peligro de derrumbe, siendo uno de los emblemas de la resistencia de la población salamantina.

Junto a las dos catedrales, es uno de los monumentos característicos de la ciudad. La leyenda cuenta que el puente fue construido por Hérculos, y luego reconstruido por el emperador romano Marco Ulpio Trajano. De todas formas, y dejando de lado el carácter mitológico, los análisis han demostrado que el puente fue construido en el siglo I, y su principal función fue desde siempre permitir el cruce del río Tormes para los viajeros que seguían la Vía de Plata que une Mérida y Astorga.

El puente romano del río Tormes

El Puente Romano es uno de los más históricos de Salamanca, atravesando el Tormes en diferentes zonas y ofreciendo una de las mejores rutas de paseo para acceder desde las zonas bajas.

Formaba parte de la Vía de la Plata, una de las tres rutas romanas que unían la ciudad de Emérita Augusta (Mérida) y Cesar Augusta (Zaragoza). Los orígenes del puente aún no se conocen, pero se sospecha que durante los reinos de tres distintos emperadores se realizaron diferentes obras en el puente: Augusto, Vespasiano y Trajano.

Del puente original solamente se conservan 15 arcos de medio punto, y cada uno de ellos está compuesto a su vez por 33 dovelas de 1 metro. Posteriormente, durante el reinado de Felipe IV, en el siglo XVII se construye una nueva parte separada por una torre que hoy ha sido reducida a una amplia pila del puente.

El puente se mantiene en pie y atraviesa el río Tormes, y entre las atracciones y monumentos salmantinos su herencia romana es una de las más fuertes e importantes, principalmente por tratarse de una importante localidad romana que con el paso de los años ha sabido convertirse en atractivo para el turismo internacional y regional.

Vía: wikisalamanca