La Redonda, pueblos y turismo rural en Salamanca

La Redonda es uno de los pequeños municipios dentro de la comarca de El Abadengo, en Salamanca. Está ubicada a poco más de 100 kilómetros de la capital de Salamanca y tiene menos de 100 habitantes.

El atractivo principal de La Redonda es su atención a los viajeros en la posada y habitaciones de alquiler, un recorrido por el interior de Salamanca no puede ignorar una pausa en este poblado rural tradicional, donde se puede disfrutar la comida tradicional y el buen trato de los españoles del interior, cuyos modos de vida son muy diferentes a los ritmos vertiginosos de las grandes ciudades.

Los hermosos paisajes de La Redonda están rodeados por Los Arribes del Duero. Está a 600 metros sobre el nivel del mar y en un paraje justo en medio de la región, con algunos de los mejores paisajes del interior salmantino.

El valor artístico del pueblo está dado por diferentes arquitecturas religiosas, siendo la Ermita de La Redonda la más conocida entre los circuitos turísticos rurales. La imagen del Cristo de la Misericordia y el Jesús Nazareno son de las más reconocidas en el pueblo por salir durante cada procesión de la Semana Santa.

Vía: Casaturismorural

Paseos y fiesta en La Tala (2)

Seguimos recorriendo el encantador paisaje de La Tala, en Salamanca, uno de los pueblos tradicionales que más ha sabido aprovechar el crecimiento del turismo rural en la región.

Las fiestas tradicionales y comidas de La Tala son un verdadero clásico para los que desean conocer y disfrutar de platos locales y fiestas, primero tenemos la comida en el día de San Isidro, donde los ciudadanos sacan la figura del santo y la pasean por el pueblo para bendecir las cosechas del año.

También está la paella del día anterior, donde se suele congregar a gran parte de los habitantes para celebrar con música y comida a una de las figuras religiosas más importantes de La Tala.

Durante el mes de agosto se celebran fiestas dedicadas a los turistas, allí trabajan mucho los emigrantes y sus hijos para ofrecer un vistazo a sus culturas y a la vida en La Tala con música y baile.

Pese a ser un pueblo pequeño, ideal para el turismo rural, para alquilar una casa pequeña y pasar unos buenos días relajado y descansando, el pueblo de La Tala cuenta con una población agradable que ayuda y comparte con los viajeros sus formas de vida y tradiciones para unas vacaciones inolvidables entre paisajes hermosos del interior español.

Vía: publispain